lunes, 31 de mayo de 2010

Laura da primeros pasos, pero sigue en observación...

La realidad y la ilusión se diluyen a veces, pero los hechos nos ayudan a poner nuestros límites. Laura Chinchilla, hoy Presidenta de Costa Rica, nos da señales halagüeñas que ilusionan, pero que debemos ajustar a la realidad.

El veto al aumentazo era tan urgente como la derogatoria del decreto sobre Crucitas. El aumentazo lo detuvo porque ella se veía beneficiada, pero y Crucitas, ¿acaso el país no se ve perjudicado? Digamos que ella usó la excusa del auto-beneficio para detener el abuso del aumento y, además, la gran impopularidad de tal acto legislativo, ¿podemos pensar que ella aún no encuentra una excusa para evitar Crucitas? Entonces pensamos, ¿será que Laura necesita excusas para tener poder y oponerse a los abusos de los Arias y su camada de serviles? Claro, es estrategia política, no puede echarse de buenas a primeras a esos sectores que han convertido la política en una mafia organizada.

Veamos el caso de SETENA con Sardinal. ¿Por qué antes no y ahora sí? No importa, pero a mí me huele que la gente de SETENA ya no tiene tanto miedo de la represión como lo tuvo hace unos meses. En Costa Rica aún hay funcionarios valientes y que, sigilosamente, tratan de cumplir con su responsabilidad social.

Pareciera ser que los límites de Laura vienen marcados por los Arias y dependerá de su habilidad para ingeniárselas y convertirse en una gran Presidenta, que borre los atroces derroteros de los Arias, el gobierno más nefasto y retroceso que he conocido en la historia reciente de Costa Rica. No voté por ella, me opuse al continuismo, pero ella nos da hechos para tenerle esperanza, para creer en sus buenas intenciones, aunque sean en el marco de la estrategia política.

Ahora bien, ¿hasta dónde podrá llegar Laura Chinchilla como la mujer que toma sus propias decisiones sin la imposición del gamonal que la casó con ese puesto? ¿Será como Cundila Guillén ("El moto", García Monge) que se doblegó ante su padre quien el impuso con quién casarse, o será la mujer contemporánea que decide por sí misma? ¿Seremos nosotros como José Blas (el moto pobre), que renunció y huyó del amor de Cundila, o luchó por ella y sus buenas intenciones?

Estamos observando.

5 comentarios:

Pablex dijo...

Comparto plenamente tu visión. Pero creo que los primeros pasos de Laura deben ser observados muy de cerca, porque lo que ha hecho hasta ahora es cuidar su imágen. Ya veremos qué hace cuando tenga que elegir entre unos y otros...

Saludos mi estimado!

Geovanny Debrús Jiménez dijo...

Claro, estamos observando esos puntos. Igual se genera un ambiente adecuado para que siga cumpliendo, más allá de su imagen y conveniencia, en lo correcto y en beneficio del país.

Crucitas es una deuda pendiente. Pero hay otras pendientes.

RobertoArce dijo...

Sin duda alguna, Crucitas es un gran punto negro en la hoja blanca que debe eliminarse cuanto antes.

La presidente tiene que ver como se las ingenia, no va a ser fácil.
Sin embargo, la cosa empezó mal, cualquiera con un poco de atención daráse cuenta que hay una ENORME división a nivel interno del PLN, particularmente entre Cuesta de Moras y Zapote.

No lo ha hecho mal la sra. Chinchilla pero bueno cualquier cosa es mejor que Óscar Arias, y a la vez siento que hubo un desapego a lo que el Sr. Arias pudo haber querido.
La sra definitivamente se desapegó de las políticas de esos señores pero aún es muy temprano para juzgar.

wílliam venegas dijo...

Válido el comentario suyo, es un tanto el de muchos. Lo que me llamó la atención fue el aprovechamiento ingenioso que usted ha hecho de los personajes de 'El Moto'. Todavía podemos extendernos más allá del padre de Secundila y llegar al aliado de este hombre: el gamonal que la pretende (son dos hombres, como los dos Arias) y con la bendición del cura don Yanuario.

Geovanny Debrús Jiménez dijo...

Exacto William, eso me da la idea de montar una versión moderna de El moto, una reescritura de esta obra de García Monge asociada al acontecer moderno. Tengo una idea.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...