miércoles, 23 de junio de 2010

Rodrigo Arias, entre la estupidez y la demencia...

No se prejuicie, no voy a vomitar encima de la figura de Rodrigo Arias. Se trata más bien de un dilema de la estrategia política versus la racionalidad instrumental.

En español: ¡O el señor Arias Sánchez cometió su más grave error o es terriblemente astuto! ¿O ninguna de las dos y se trata de una patología nueva?

Dice Tatiana Lobo, en una entrevista que le hice hace unos días (en CulturaCR.NET), que ella prefiere a los inteligentes porque al menos saben hasta dónde pueden llegar sin hacerse daño, no como los tontos que se creen inteligentes porque pueden desencadenar daño para los demás (último agregado inferencia mía). Es decir, al menos los políticos astutos roban pero tienen un límite, porque saben que tarde o temprano se les desencadenará peor. En esta línea podemos afirmar que los militares y gobernantes centroamericanos son tontos que se creen inteligentes, históricamente, pero los ticos son inteligentes que tienen apariencia de tontos.

Eso me parece Rodrigo Arias. Retó a Laura Chinchilla, a sabiendas de que es una mujer con carácter, además de una astuta politóloga. La conocen bien, ¿por qué provocarla? Craso error de estrategia política. En La Nación vemos comentarios del 90% con insultos y cualquier clase de rechazos hacia el senil candidato. La gente lo rechaza, lo vomita en buena parte, aunque nunca faltan chupa medias que salen a alabarle.

Usted tiene razón, pero igual en Costa Rica eso se olvida, somos desmemoriados y todo se cura con mucha plata (que la tienen) y una buena campaña de imagen y publicidad. Además, aceptémoslo de una vez por todas, nuestro pueblo chupa dedo y no mide bien las consecuencias ni es consciente de la importancia de su voto y de su participación social. La mayoría de nuestro pueblo.

¿O será que Arias quiere distanciarse del gobierno intencionalmente desde ahora? Sería estúpido, porque este es el mejor momento de todo gobierno, al inicio apenas tenemos expectativas y vamos midiendo su desenvolvimiento.

Pero, ¿creería usted que son estúpidos los Arias? A juzgar por como han manejado elecciones y sus luchas (casi todas ganadas, incluyendo el juego sucio), no podríamos afirmar que quieran ser imbéciles, o al menos verse como tales.

¿Entonces? Es confuso realmente. Cualquiera podría decir que se trata solo de un error por prepotencia y arrogancia, porque así son ellos, y puede ser cierto, pero en esta oportunidad han provocado el mismo rechazo liberacionista, se enfrentan a la niña mimada del PLN, la primera Presidenta del país. Por eso no extraña que ahora "suavice" su posición con respecto al gobierno.

A mí particularmente me queda una teoría muy subjetiva, yo siento que el poder tiene, en algunos lapsos de la carrera de cualquier político, arrebatos de demencia. La arrogancia, la senilidad y hasta la soberbia del poder desmedido e irreflexivo pueden provocar en un simple ser humano una demencia peligrosa.

6 comentarios:

Mau Roverssi dijo...

Yo también creo en la arrogancia y soberbia. A Rodrigo Arias lo que le sirve, sin lugar a dudas, es que Laura Ch. tenga un gobierno fuerte. Serrucharle el piso al Laura es serrucharse a si mismo. Creo que trato de dar una imagen de asesor cuando no lo es. El tiempo lo dirá.

† AjChZ19 † dijo...

Yo siempre he visto a los Arias como personas astutas, que cuando se proponen algo lo consiguen sin importar quienes sean los afectados o las consecuencias de sus hechos; siempre y cuando obtengan algún beneficio propio.
Mencionando una vez más la palabra ASTUCIA, queda como anillo al dedo el famoso refrán: "Aquí hay gato encerrado" ¡Algo más allá de una simple "serruchada de piso" ha de haber!
Laura me parece una persona inteligente, pero he llegado a pensar que ella le debe varios favores a los Arias y por esa razón muchas veces guarda silencio.
Solo nos resta esperar para saber realmente cuales fueron/son las verdaderas intenciones de este señor...

FRANK RUFFINO dijo...

...Pero esta estupidez y demencia parecieran ser ya un denominador común entre el Arias Group y sus cabecillas más visibles, Óscar y Rodrigo. De tal palo político tal astilla política: Acuérdense del vicepresidente Kevin Casas y Fernando Sánchez: la redacción y difusión del memorando del miedo es propio de un juego de párvulos, y de la Centeno Güell. Todos ellos son sucios neoliberales antipatriotas, por ello exhiben la “ética” -si así podemos llamarla- de las hienas carroñeras, o sea, ninguna. Pero Laura flaqueará porque ellos tienen el poder económico y político concentrado más grande de Centroamérica. La dictadura en democracia principió con la aprobación de la reelección, dio su paso firme al ganar Arias por escaso y misterioso margen a Solís las elecciones del 2006, subió un tercer escalón al también vencer el Arias Group el referéndum del TLC, también con muchas dudas, y triunfó al ganar la mujer títere que Arias seleccionó a dedo quitándole aspiraciones legitimas a un líder como Johnny Araya que había seguido las reglas dentro de un partido para aspirar finalmente a la Presidencia de la República, él, que sí se había sudado la chaqueta.

Abrazos,
Frank.

Geovanny Debrús Jiménez dijo...

¿Se dan cuenta como se hilan suposiciones, cómo lo hacemos? La astucia, la arrogancia y la soberbia, el continuismo y la posibilidad del error y la demencia senil.

No soy muy iluso, pero tampoco muy pesimista y en el fondo guardo esperanzas. De esta correlación de fuerzas pueden surgir oportunidades para los opositores, pero aún mejor, para quienes tienen propósitos patriotas verdaderos o intereses sanos en el país y su sociedad. Pero si no sabemos leer bien, reprobaremos otra vez. En río revuelto, pérdida de los débiles.

Hasta el más bueno debe ser fuerte, quizás debe ser el más fuerte de todos. Asentir cuando corresponda, reconocer lo positivo cuando se da y rebelarse cuando sobre el mérito. Los demócratas sabemos que el equilibrio es la base de su existencia. La aniquilación de la oposición como la quisieron los Arias quizás fue su error senil más grande, porque así fortalecen las razones y como diría, nos sobran los motivos.

Arias está acabado como lo estuvo Méndez Mata hace un tiempo en el PUSC; aunque tenga el poder económico y político la gente no lo quiere y ya se tachó a sí mismo con esta falta de respeto a la Presidenta de Costa Rica que, lo acepto, hasta el momento me gusta y me contenta.

Geovanny Debrús Jiménez dijo...

Se me olvidó lo más importante de compartir con ustedes: agradecerles sus valiosos e inteligentes comentarios, no teman volver en la próxima oportunidad porque aquí todo es puerta.

roncahuita dijo...

Parece que fue a tratar de enmendarle la plana a la señora Presidenta.
Les invito a leer un aporte sobre el tema :

http://generacionrebelde-roncahuita.blogspot.com/

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...