miércoles, 14 de julio de 2010

Crucitas, la decisión incómoda.

"El modelo de país lo decidimos todos, pero mantener el decreto de Arias es decisión de la Presidente Chinchilla", escribió Roberto Carlos Monge, un amigo de Facebook, sobre una imagen de humor de el Diario El País. No he leído nada más acertado al respecto.

La gran decisión de Laura Chinchilla, a sus dos meses y medio de gobierno, sin duda tendrá que ver con Crucitas. Es su piedra en el zapato para cerrar una racha de aciertos populares que, sin duda, han enojado a algunos liberacionistas neoliberales como los mismos Arias Sánchez. La oposición, dispersa como ha estado en los últimos años, se mantiene escéptica y silenciosa; aunque no falten arrebatos pasionales, irreflexivos, contra todo lo que sea del PLN, ML o PUSC. No los culpo, llevan años de dolor y frustración contenidos ante abusos gubernamentales de pésimos "dirigentes" de estos partidos; que se han dedicado al saqueo del Estado para beneficio propio. Siguen faltando los estadistas en Costa Rica.

Crucitas es entonces una decisión incómoda. Si Chinchilla deroga el decreto de Óscar Arias en el que declara de interés público la minería a cielo abierto, se los echará encima definitivamente (a los Arias y el ala neoliberal del PLN), y pondrá en alerta a capitalistas neoliberales que se sentirán amenazados. Por otra parte, si lo deroga pondrá en aprietos al Estado costarricense, que posiblemente deberá pagar millonarias indemnizaciones a los usurpadores canadienses.

Al contrario, si la Presidenta de Costa Rica no deroga ese decreto y espera que pase la oposición a Crucitas (que merme su intensidad), como parece estar haciendo en este momento, mantendrá la molestia en la gran mayoría de costarricenses que se oponen a esta industria minera antiecológica y malsana. Crucitas quedará como una espina incrustada en el gobierno, un argumento para mencionar entre los desaciertos de la administración, para mencionar cada vez que haya molestia. La Presidenta estará dando una evidencia de que no está gobernando para Costa Rica, para los costarricenses. Y con ello permitirá que se gesten muchas teorías de conspiraciones sobre su papel a favor de los intereses de los grandes capitalistas, al mejor estilo arista. En consecuencia, Laura Chinchilla tomará la senda marcada de los Arias y confirmará el continuismo.

Me temo que esta alternativa última es la que va tomando nuestra Presidenta y, con ello, estaría devastando mis grandes ilusiones para el inicio de su gobierno, que empecé a percibir como algo providencial, esperanzador. Pero en política quizás no podemos ser muy idealistas, de hecho la teoría política que predomina es el realismo maquiavélico; hoy más que nunca. Cuando el liberalismo económico se impone en una sociedad suele pasar que el realismo se imponga en la política.

Crucitas es el clímax de sus tres primeros meses de gobierno, la decisión incómoda.

9 comentarios:

Mae Moto dijo...

El realismo, es una conexión con el mundo, con el universo y con la realidad. Durante mucho tiempo se ha entorpecido al ser humano con el positivismo ideológico, que busca enaltecer la belleza y lo moralmente correcto, e ignorar lo feo, lo malo.

Siendo realistas, Laura Chinchilla nunca ha sido una esperanza para el país, si un juego de niños como un debate entre planes de gobiernos que claramente eran falsos, resultó todo un problema para esta señora, ahora gobernar un país como Costa Rica?

Ya Rodrigo Arias ha llegado a controlarla de cerca, porque parece que a control remoto no funciona muy bien.

El discurso de Laura ya lo conocemos, esta será la última vez que hago algo malo, el mismo discurso de Arias. Primero cometen el error, y luego lo detectan, vaya que son astutos.

De todas formas ya no me queda confianza en ninguna fracción de la Asamblea, en ningún Partido y mucho menos en ninguna persona del gobierno.

P. Vargas dijo...

Creo que es injusto achacarle esta bronca a un funcionario que viene empezando. Que pasa si en tu trabajo te juzgan por algo que hizo el encargado que estaba antes de vos, y que la cago monumentalmente? Es justo? Achacarle este fallo a Laura Chinchilla es buscar una cabeza de turco. Ojo no vote por ella, ni me interesa su mandato, pero es algo que hay que verlo con sentido común, no se puede juzgar a alguien por una decisión que ya tomaron otros antes que uno.

Usted que haría? A sabiendas de la millonada que tiene que pagarle a la industria privada, tomando en cuenta que esta hasta el hacha de deudas y encontró las arcas del estado vacías? Póngase en su lugar.

Usted como jefe tiene que tomar la decisión de despedir a un empleado que es un cáncer de la empresa a la que fue contratado, pero tiene tanto tiempo trabajando para ella, que no alcanzan los años para pagarle prestaciones? Tomando en cuenta que la decisión de dejarla atenta contra la salud de los empleados, y ella popular entre la junta directiva ustd que haría? Tome en cuenta que tiene las arcas de la entidad vacías. Es su primer mes como jefe. Responda detalladamente.

Saludos!!

Alejandro C. Trejos C. dijo...

También hay que considerar el tema de la seguridad jurídica de un país, eso es parte de su imagen.

Julián Trejos Zelaya (en FB) dijo...

Y si no lo hace, se echa a Costa Rica encima...

Mario Guerra (en FB) dijo...

Lo malo, Geovanny, es que el partido de oposición principal el PAC, se le ocurre nombrar alguien tan impresentable como Gloria Valerín para candidata a alcalde de SJ.......

Erika Henchoz (en FB) dijo...

Veámoslo de otra manera, la empresa canadiense se echó encima a Costa Rica entera, con la complacencia del presidente de la administración anterior. Y nada con Infinto Gold se ha realizado en forma ni correcta ni completa.

Geovanny Debrús Jiménez dijo...

Lo de la señora Valerín es otro tema, pero sí, algo enredado eso.

El post del blog habla básicamente de esa decisión de Chinchilla, con las alternativas que tiene. Lo de Crucitas es una decisión incómoda para ella, pero debe tomarla. Yo no entro en el post a decidir qué decisión debe tomar ella, planteo que la tiene muy difícil, muy partida; pero si me preguntan cuál tomaría yo, pensaría más en la seguridad ecológica, educativa y cultural, la del futuro de mi país; la de agradar al pueblo para que trabaje conmigo; antes que una seguridad jurídica o incluso económica.

Ahora bien, ¿Se vaciarán las arcas del Estado totalmente? ¿Resulta que ahora cualquier viene, logra que se firme un decreto de interés público y si me lo quitan demando al Estado? Esto no ha sido aclarado totalmente, que Laura elimine el decreto no significa que necesariamente seamos demandados y, si lo somos, acaso no tiene el Estado costarricense posibilidad de defenderse y luchar contra estos usurpadores de las riquezas nacionales (y no me refiero al oro)?

Si yo tuviera que decidir me acordaría que llegué a gobernar para el pueblo, para la decisión de país que quiere ese pueblo, un país ecológico y de industria turística, amigable con el ambiente y el futuro. Lucharía por ellos, que fueron quienes me eligieron. Ella debe decidir, para eso fue electa, para la toma de decisiones.

Saludos a todos y gracias por sus comentarios.

Geovanny Debrús Jiménez dijo...

Maemoto. En teoría política el positivismo se refiere al paradigma que defiende y sustenta el liberalismo económico y político, a una forma de ver el mundo que pretende ser estructura y con pretensiones de "cientificidad", como lo hace la teoría económica clásica (smith y demás). En el positivismo, curiosamente, no importa mucho lo moral o ético, importa el conocimiento práctico y útil. Saludos.

roncahuita dijo...

El modelo de país no creo que lo decidamos todos. El TLC nos lanza por un camino que los costarricenses decidieron con base en la mentira de la publicidad.¿Recuerdan el mensaje electrónico de Kevin Casas? lo sacaron del gobierno para lavarse las manos, pero siguieron su consejo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...