sábado, 22 de febrero de 2014

El PAC, ese partido comunista neoliberal

En este juego de las ideologías que la mayoría de la población no entiende, el premio de la tontería se lo llevan quienes ahora han sido contratados para inventarse memes y hacer el juego sucio del tristemente célebra candidato verdiblanco.

Valiéndose de que la gente no entiende nada de teoría y pensamiento político, han logrado cargar de contenido peyorativo a algunas etiquetas ideológicas. Ya vimos lo que lograron con el comunismo y el cómo lograron endilgárselo al Frente Amplio, perjudicando el despegue final de esta agrupación. Hay otras palabras con carga negativa gracias al despliegue de campañas mediante las redes sociales: sindicalismo (que ya había tenido ayuda de los medios de comunicación impresos como La Nación), neoliberalismo, entre otros.


 Pero ahora la volaron: construyeron dos memes o imágenes, una en las que asocian a Luis Guillermo Solís con el sindicalismo y con Fabio Chávez quien, según especulan torpemente, sería el Presidente Ejecutivo del ICE; pero seguidamente en otra ponen a Solís abrazándose con Óscar Arias Sánchez, quien sería su verdadero jefe. Resulta clara la estupidez y la contradicción, pero es tan evidente además que la real intención detrás de estas imágenes es manipular a frenteamplistas ingenuos, quienes sacarán su tradicional comportamiento hipercrítico, para ponerse en posición de ataque al PAC. En la otra buscan congeniar con el votante que se tragó el miedo al comunismo. Pero, ¿entonces? ¿Es el PAC un partido neoliberal comunista? (Ver imágenes).

Por supuesto, los chistes no han faltado: Carlos Quijano ha dicho en mi Facebook: "¿Pero no será que Oscar Arias es comunista?", a lo que responde don Juan Antillón: "Claro, los comunistas son maestros en el engaño, como dicen los antichavistas". El asunto se mueve entre lo ridículo y lo patético.

Para quienes entienden un poco, eso no es posible. Sería como decir que el norte y el sur son lo mismo, o que la derecha o la izquierda son la misma mano.


Las campañas del miedo, espécimen sucio de la política, son históricas en Costa Rica, han sido aplicadas en varios procesos electorales, fue aplicada contra Rolando Araya -el hermano de Johnny-, contra José Miguel Corrales, dos liberacionistas perdedores -que nunca llegaron a la Presidencia, al igual que Álvarez Desanti-, y contra el mismo Ottón Solís cuando se le atacó de ser comunista hace 4 años. Un ícono de ese tipo de hacer política, esencia de la forma tradicional aplicada por el PLN, PUSC y ML en campañas anteriores, fue el famoso memorando del miedo ideado por el vicepresidente arista Kevin Casas y el entonces diputado Fernando Sánchez para favorecer al TLC, un error histórico de este país.

En este campaña 2014 la víctima fue el Frente Amplio, tanto por la campaña en sí misma, pero además porque el partido no logró salirse nunca del estigma. Es decir, el Frente Amplio no supo enfrentar la campaña del miedo con el tema comunista, chavista, sandinista y afines. Su respuesta fue timorata y falta de toda estrategia; el resultado ya saltó a la vista.

Ahora quieren hacer lo mismo contra Solís del PAC, pero resulta claro que no lo están logrando, primero por sus evidentes contradicciones, pero además porque la gente PAC se ha desempeñado con más prudencia -a pesar de algunas excepciones. Ignorar los ataques, tomarlos con humor, evitar enfrentamientos insulsos, conversar procurando el respeto y no el conflicto, abandonar las tonterías y las conspiraciones, así como los ataques ridículos, asumir una actitud constructiva y optimista, no hipercrítica y problemática, entre otras acciones configuran la estrategia colectiva del PAC en este tema. Esa forma ha logrado el éxito, porque esta campaña sucia no ha tenido, ni tendrá, ningún efecto, excepto quizás por una pequeña porción de frenteamplistas que ya dijeron "Yo ya voté". Ese grupo evidentemente tragó el anzuelo y, aunque pueden soltarlo, no lo hacen por un orgullo rabioso que podemos entender, pero no compartir; sobre todo si consideramos que ellos fueron las víctimas del tema de marras.

"Es difícil contenerse", me cuenta una amiga del PAC. Claro, es difícil cuando hay difamación, injurias, idioteces, conspiraciones descabelladas y otra serie de aberraciones sin pies ni cabeza. Pero esa es la actitud PAC, la actitud de ese "partido comunista neoliberal" que ha logrado cautivar a los costarricenses en 4 campañas electorales. Y esa actitud no es casualidad, es una actitud aprendida durante muchos años, madurada a la luz de varias derrotas, alimentada con la decencia y la convicción de tener la mejor propuesta para el país, y sostenida por el respeto, el pensamiento honesto, el trabajo decidido y el optimismo. Y eso hace al PAC diferente a los demás.

4 comentarios:

Wílliam Venegas Segura (DW) dijo...

Increíble el falso sentimiento de víctima que estila este artículo de Debrús.

Geovanny Debrús Jiménez dijo...

Diay Wílliam, pero no leyó cuando escribo que la campaña sucia no tiene ningún éxito precisamente por la actitud optimista y respetuosa de la gente PAC. ¿Cómo ser víctima o pretender serlo si nos estamos riendo de una campaña contradictoria, ridícula y graciosa?

Roberto González dijo...

Don William, válido el argumento del señor Debrús. Recalñcitrante si, pero válido.

Jorge Murillo dijo...

Yo no soy frente amplista ni liberacionista ni de ningún partido pero Solis no me mueve a votar en absoluto, es un político "de campaña" que ya estuvo en dos de los gobiernos mas corruptos de la historia nacional y que nunca ha hecho NADA por el país, solo pedir votos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...